Los ingresos por exportaciones de lácteos de Nueva Zelanda caerán en el próximo año

 

Los ingresos por exportaciones de Nueva Zelanda caerán casi un 10% en el próximo año, en la medida en que los precios se reducirán, la producción se mantendrá estática y el dólar neozelandés continuará fuerte, según el Ministerio de Industrias Primarias (MPI) del país.

En el último informe sobre la Situación y Previsiones para las Industrias Primarias, el MPI dijo que el sector lácteo de Nueva Zelanda actualmente enfrenta una reducción en los precios internacionales como resultado de la crisis de la deuda de Europa y da la expansión de la producción de la producción mundial de leche. Los precios deberán caer más en 2012/13, a pesar de ser positiva la previsión de largo plazo para el sector.

El crecimiento firme en la producción doméstica y los mayores precios que surgen de los buenos niveles de demanda de los mercados emergentes, y una recuperación en los países desarrollados, apoyarían los retornos hasta 2017.

“Los ingresos por exportaciones de lácteos alcanzarían 10,8 billones de dólares (NZ$ 13,9 billones) para el año que termina el 30 de junio de 2012, valor 5,6% superior al del mismo período del año anterior, apoyado por una fuerte producción”, dijo el MPI.

“Cómo resultado de la alta tasa de cambio, de los bajos precios y de la producción estática, los ingresos por exportaciones deberán caer un 9,2% a 9,79 billones de dólares para el año que termina en junio de 2013. Los ingresos por exportación entonces deberán alcanzar 13,21 billones de dólares en el año que finaliza el 30 de junio de 2016 con un aumento esperado en la producción interna, recuperación de los precios internacionales de los lácteos y una desvalorización del dólar neozelandés”.

La crisis de la deuda de Europa y la expansión de la oferta de leche en todos los principales exportadores de lácteos desde junio de 2011, dijo el MPI. Los cuatro mayores exportadores mundiales, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Unión Europea y Australia, aumentaron su producción de leche en 2011/12. Además de eso, Argentina, Uruguay y Chile, que dominan el mercado sud-americano, tuvieron aumentos en la producción a tasas de dos dígitos en la producción de leche.

“La débil demanda interna y las bajas tasas de cambio en la Unión Europea y en los Estados Unidos aumentaron la oferta de productos lácteos de esos países. Esto podría exacerbar el debilitamiento esperado en los precios de los lácteos durante el año”, dice MPI.

Los precios de la manteca cayeron más que los precios de las leches en polvo, reflejando diferentes condiciones económicas en los mercados que demandan manteca. “Los países desarrollados, que fueron más afectados por la crisis de las deudas, demandan predominantemente productos como manteca y queso. Los mercados emergentes demandan típicamente leches en polvo, lo que ha ayudado a prevenir el colapso de los precios de la leche en polvo.

Los precios de los lácteos deberán recuperarse durante los últimos años hacia el 2017, en la medida en que la mayor demanda de los mercados emergentes alcanzará la mayor oferta y la recuperación de la economía global soportará la demanda en los países desarrollados.

“Los países del sudeste de Asia, los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Rusia son importadores dominantes de manteca y leche en polvo. Esa previsión económica positiva, está direccionada por las altas tasas de crecimiento del Producto Bruto Interno o por los altos precios del petróleo, deberá soportar una mayor demanda en el mediano y largo plazo, contribuyendo en la recuperación de los precios de los lácteos”.

“El precio de la leche al productor doméstico debería ser de US$ 4,72 por kilo de sólidos de la leche en 2011/12, 20% menor que la de la zafra anterior. Eso es atribuido al fortalecimiento del dólar neozelandés con relación al dólar de los Estados Unidos, también como al debilitamiento de los precios internacionales de los lácteos. A medida que la alta tasa de cambio y los bajos precios de los lácteos deberán persistir en la estación de 2012/13, la previsión de precio de la leche al productor es de U$S 4,45 por kilo”.

“Más allá del 2012, la el caso de la hipótesis de devaluación del dólar de Nueva Zelanda y la recuperación de los precios internacionales de los productos lácteos, aumentarían un poco el precio de la leche al productor, que se prevería en US$ 6,08 por kilogramo de sólidos de leche para el año que termina el 31 de mayo de 2016”.

 

Fuente: MilkPoint, traducido y adaptado por Equipo de INALE