Las compañías extranjeras de lácteos refuerzan su empuje en China

 

Las empresas extranjeras quieren asociarse con sus contrapartes chinas por sus redes de distribución, además están redoblando sus inversiones en la industria láctea de China.

Hace dos semanas Danone pagó US$ 664 millones para elevar su participación en China Mengniu Dairy a 9,9%.

El mismo día, China’s Bright Dairy anunció que RRJ Capital, una firma de capital privado dirigida por el ex socio de Goldman Sachs, Richard Ong, iba a invertir US$ 249 millones en un joint venture con la compañía.

Las adquisiciones avivaron las especulaciones de que muchas otras entidades extranjeras están dando vueltas sobre el sector de lácteos del país.

“En los próximos años, esta industria se consolidará”, afirmó un banquero senior. “Si estás en la categoría más alta, vas a sobrevivir. En el caso contrario, podrías tener que salir o fusionarte con uno de los jugadores más grandes para ganar escala”.

El gobierno central aseguró el año pasado que quería recortar el número de productores domésticos de leche en polvo a 50 desde 127, y ver que diez grandes entidades lácteas se queden con 70% del mercado en cinco años, según un informe de Fitch.

Hay mucho en juego. Los gustos de la clase media china están evolucionando, creando más interés en productos lácteos de alto margen como yogur, yogur bebible y queso.

La industria en China ha experimentado un excelente crecimiento en los últimos años. El mercado valía US$ 40.600 millones el año pasado, comparado con US$ 20.700 millones en 2008, de acuerdo a Mengniu.

Los precios de la leche cruda subieron 22% el año pasado, según datos de Mizuho.

Los analistas expresan que los socios extranjeros son atractivos para las empresas domésticas porque tienen líneas de productos que pueden ser introducidas al mercado chino.

Las sociedades les permiten lanzar productos inmediatamente mientras el mercado y los gustos evolucionan rápidamente, evitando ser rezagados si una firma intenta desarrollar un nuevo producto por su cuenta.

“Debería haber más adquisiciones, porque los tipos locales tienen la distribución, pero no tienen el portafolio de productos para lanzarse a la próxima fase”, manifestó Jeremy Yeo, analista del rubro de Mizuho Securities.

Danone es un especialista en yogurt, y estos productos como el yogur griego y los yogures bebibles están ganando popularidad en China continental.

Las compañías extranjeras quieren a sus contrapartes chinas por sus redes de distribución. A diferencia de los mercados occidentales, donde las ventas de productos lácteos están consolidadas entre grandes cadenas de supermercados, los comestibles de leche de China son vendidos por una vasta red de tiendas pequeñas. Es más efectivo en términos de costos asociarse con una empresa local y usar su distribución.

 

Fuente: Lechería Latina, adaptada por Equipo de INALE