Se prevén dificultades en el sector lácteo de Brasil

 

La prolongada sequía y altas temperaturas, que están comprometiendo las pasturas, pueden hacer que sea difícil este año para la lechería del país. La mayor preocupación se relaciona a la producción de alimento para los animales, pues con una producción de granos comprometida podrán elevarse los costos de producción.

La sequía ocurre en un momento en que el sector lácteo estaba presentando superávit en la balanza comercial, lo que no ocurría desde 2008.

Según Rodrigo Sant´Anna Alvim, presidente de las comisiones técnicas de Pecuaria de Leche FAEMG y CNA, la situación es preocupante y la tendencia es a la caída en la oferta de leche.

“La mayor preocupación del sector es la sequía prolongada en plena zafra, que ya viene comprometiendo sustancialmente la producción de alimentos. En este año la situación es bien atípica y si el clima no varía muchos ganaderos no van a conseguir alimentar los animales durante la entre zafra. Si no se tienen voluminosos y el concentrado fuera más caro, ya que se prevé una caída en la oferta de granos, va a ser un año bastante difícil para la producción de leche”.

Alvim agrega que además la caída en la producción ocurre justo en el momento en que se recuperaban las exportaciones brasileñas. Apoyadas por la desvalorización del real frente al dólar que favorece las negociaciones en el mercado internacional. También están fomentadas por el aumento de los precios en el mercado externo, que son firmes y atractivos.

 

Fuente: MilkNet, traducida y adaptada por Equipo de INALE