Se mantienen con firmeza las ventas de lácteos a Venezuela

 

Frente al hecho de que el gobierno argentino limitó las exportaciones de lácteos, Uruguay buscará aprovechar más el espacio cedido por ese país en mercados como Venezuela, hoy el principal destino para los quesos y la leche en polvo.

En los años 90, Venezuela era un fuerte destino para los lácteos de la Unión Europea, pero luego el gobierno venezolano focalizó su comercio en Latinoamérica y principalmente Argentina supo aprovechar esa ventaja.

Los argentinos representaban alrededor del 40% de la importación de quesos de Venezuela, donde prima la necesidad de abastecimiento de alimentos. Hoy ese espacio puede ser aprovechado por las industrias uruguayas, donde la confianza entre proveedores y abastecedores se ha visto fortalecida por años de negocios.

"Las ventas de lácteos a Venezuela están muy firmes", aseguró a El País el gerente de Claldy, Erwin Bachman.

El conflicto político en ese país no afectó las ventas o al menos "el mercado no se ha dado cuenta", sostuvo el industrial.

Otras empresas lácteas consultadas por El País tampoco están teniendo problemas en las ventas, ni en el cobro de las mercaderías enviadas a ese destino.

Los importadores venezolanos focalizan sus negocios en leche en polvo y principalmente en quesos, donde las variedades Cheddar y Dambo se destacan ampliamente. Los valores de Venezuela están por encima de los precios que pagan otros mercados, como es el caso de México.

 

Fuente: El País, adatada por Equipo de INALE