Los chinos siguen pensando que los lácteos de Nueva Zelanda son menos seguros

 

Los consumidores chinos consideran que los productos lácteos de Nueva Zelanda son menos seguros que los producidos por sus principales competidores como Estados Unidos y Europa, según investigadores de la Universidad de Massey.

En la investigación se encuestaron 531 personas en China durante el mes de octubre del año pasado, a dos meses del escándalo del botulismo (hecho que puede haber afectado estos resultados). De los encuestados cerca del 28% relacionó a los productos lácteos de Nueva Zelanda como “no muy seguros”, un porcentaje mayor que el referido a productos de Australia (14,8%), Estados Unidos (13,2%) y Unión Europea (12,5%).

Igualmente estos países salieron mucho mejor que China con un 64,9% de respuestas considerando sus productos como no seguros.

Aunque un 72% de los encuestados calificó a los productos lácteos de Nueva Zelanda como “muy seguros”, comparado con el 87,6% para los productos europeos, 85,1% para los australianos y 86,9% para los productos norteamericanos.

Steve Flint profesor de Microbiología y seguridad de alimentos de la Universidad de Massey mencionó que si el tema del botulismo afectó la encuesta, la investigación demostró el poder de la publicidad en influenciar sobre la confianza de la gente en los alimentos.

“En Nueva Zelanda estamos orgullosos de nuestra reputación como proveedores de alimentos seguros para el mundo”, mencionó.

“Nuestra economía se basa en esta reputación”.

Además destacó la importancia de la presencia del primer ministro de Nueva Zelanda en China para restablecer la confianza de los consumidores.

Igualmente, pese al escándalo del año pasado las exportaciones de lácteos neozelandeses a China aumentaron.

 

Fuente: NZ Herald, traducida y adaptada por Equipo de INALE