El déficit de leche en China puede durar por lo menos hasta 2015

 

El déficit de la producción de China, que ha determinado el aumento en las importaciones continuaría por lo menos hasta 2015.

Bai Ying, vicepresidente de China Mengniu Dairy, mencionó que “la situación de escases de leche cruda continuará este año”, aunque con una influencia decreciente en el propio grupo.

“Todavía puede tener un impacto en la empresa, pero en un grado menor”, mencionó, resaltando los esfuerzos de la empresa por aumentar su propia producción, contando con cuatro unidades en producción y cuatro para abrir este año, y dos que se están proyectando.

Mengniu también se ha convertido en el mayor accionista de China Modern Dairy, en mayo elevó su participación a un 28%, además de participar en noviembre (con 60 millones de dólares) en YST Dairy.

"Teniendo en cuenta la actual situación de las fuentes de leche en China, el aumento de la participación accionarial en Modern Dairy y YST Dairy le asegura a Mengniu contar con mejor calidad de leche cruda", mencionó China Mengniu.

En efecto, el déficit en la producción de leche china - atribuido a las malas condiciones climáticas, las enfermedades y acciones del gobierno en favor de operadores más grandes cuyos controles de calidad se pueden monitorear mejor - han llevado a valores record las importaciones del país, las que, a su vez, apoyaron los precios internacionales.

La porción de las importaciones respecto al consumo de China aumentó 10 veces a un 20% entre 2007 y 2013, según información de Fonterra.

Se espera que esa proporción sea más alta este año, Fonterra estima que las importaciones de lácteos de China alcancen 1,5 millones de toneladas, lo que equivale al 13,4% del total mundial.

“Las perspectivas para los lácteos permanecen fuertes”, mencionó Theo Spierings, gerente de Fonterra, resaltando además la fuerte demanda importadora de Rusia con 1,4 millones de toneladas.

Además, Fonterra menciona que su capacidad para aprovechar la recuperación del mercado de productos lácteos se ha visto limitada por su incapacidad para procesar más de 75% de la leche a polvo, donde los aumentos de precios han sido mayores. Y el restante 25%, por cuestiones de infraestructura, se destina a productos como quesos, caseínas y otros productos que han tenido retornos negativos durante este período.

Las acciones del Fondo de Accionistas de Fonterra cerraron 1,1% a la baja (NZ $ 6,15). Mientras que en Hong Kong, las acciones de China Mengniu cerraron con un aumento del 8,6% (38,65 dólares HK).

 

Fuente: Agrimoney, traducida y adaptada por Equipo de INALE