Expansión de lácteos en Nueva Zelanda se encuentra en riesgo


El informe de Rabobank menciona que en conjunto la industria y el gobierno necesitan mejorar la competitividad del sector.

El crecimiento en la producción de Nueva Zelanda es probable que esté limitado en los próximos cinco años en la medida en que la capacidad de cambiar el uso de la tierra se vuelva más dificultoso y costoso, dijo el especialista en préstamos agropecuarios de Rabobank.

El banco mencionó que el crecimiento futuro de la industria láctea de Nueva Zelanda dependerá en parte de cómo de forma eficiente los productores lograron adaptar sus sistemas de producción para cumplir con los mayores controles ambientales.

"Esto va a requerir un compromiso aún más estrecho a nivel local con los reguladores y la comunidad en general, junto con un riguroso programa de medición, monitoreo y mitigación de los impactos ambientales", dijo Rabobank en un informe sobre la competitividad de Nueva Zelanda en el sector de la agricultura.

El reporte menciona que para el sector del agronegocio de Nueva Zelanda y Australia, para ambos países las industrias de alimentos y agronegocios se encuentran cada vez más amenazadas por el crecimiento de competidores de América del Sur, Europa del Este y Asia.

El informe menciona como áreas críticas el aumento de los costos de producción, acceso al mercado internacional, logística, presiones regulatorias, capital limitante y desarrollo de productos.

Por ejemplo, en el caso de la industria láctea de Nueva Zelanda tiene que lidiar cada vez más con la significativamente mayor regulación ambiental.

 

Fuente: NZ Herald, traducida y adaptada por Equipo de INALE