Los precios internacionales de los lácteos podrían recuperarse en los próximos seis meses

 

Como era de esperar, los precios mundiales de los productos lácteos se suavizaron considerablemente durante el segundo trimestre del año, con caídas de entre el 10% y 20%. El motivo del descenso es la mejora de la producción de leche en las regiones de exportación y la disminución de las compras a término por parte de China, de acuerdo con el último informe de Rabobank.

Se espera que la producción de leche se desacelere considerablemente en el segundo semestre de 2014, como consecuencia de los peores precios. También se prevé que el consumo en las regiones exportadoras mejore lentamente debido al aumento de los ingresos de los consumidores, el crecimiento del empleo y la caída de los precios minoristas. Esta mejora en la demanda podría conducir a una mejora de los precios a finales de 2014 y principio de 2015.

La situación esas regiones es la siguiente:

-Unión Europea: 2014 ha sido testigo de un extraordinario aumento en la producción de leche de la UE. Los márgenes han sido lo suficientemente altos para que muchos ganaderos hayan optado por producir por encima de la cuota (+5,6% en el segundo trimestre de 2014 con respecto al mismo trimestre de 2013). Se espera que el crecimiento de la producción continúe superando el consumo en el mercado interno.

-Estados Unidos: los precios en el país se han reducido considerablemente menos que en el mercado internacional. No obstante, se espera una caída mayor en el segundo semestre, como consecuencia de menores exportaciones y un mayor aumento de la producción interna de leche.

-Nueva Zelanda: la producción de Nueva Zelanda ha sido un 17,5% más elevada que en la campaña anterior, que se vio afectada por la sequía. También se espera que aumenten las exportaciones durante el segundo y tercer trimestre de 2014.

-Australia: balance positivo en 2014/15 para la mayoría de las regiones lecheras, si bien, los tambos del sur se enfrentan a precios más bajos que en la campaña anterior.

 

Fuente: Agrodigital, adaptada por Equipo de INALE