Parece poco probable que China levante los precios de los lácteos

Un retorno de la demanda de China por lácteos es “cada vez más improbable” en el corto plazo, luego de las fuertes compras y las señales de que los productores chinos están aumentando la producción.

La caída en las importaciones de éste país para el segundo semestre puede alcanzar el 75% respecto al mismo período del año anterior, según predice Rabobank.

Un verano suave, el descenso en las enfermedades del ganado y las inversiones de los productores están soportando el crecimiento en la producción de leche de China, mencionan los analistas.
A lo que se adiciona la presión a la baja en los precios causada por las sanciones de Rusia de agosto pasado.

En consecuencia, se espera que los excedentes exportables “pierdan fuerza” en los próximos doce meses.

Pero Rabobank dijo que: “los desfasajes entre que las señales de los precios internacionales alcancen a los precios a los productores, con costos de suplementación cayendo y la inminente remoción de las cuotas de la Unión Europea, garantizará que se apliquen muy lentamente los frenos para evitar un mayor incremento en los excedentes exportables con respecto al mismo periodo”.

Rabobank agregó que de los seis principales productores, solamente Argentina tuvo un descenso en la producción que respondió a la presencia de lluvias extremas que provocaron que la producción se contrajera entre mayo y julio. La producción de Australia aumentó un 6% y la de Brasil 13%, y a nivel mundial la producción fue un 4% superior.

Además Rabobank agregó que habían pocas oportunidades de comercio de productos lácteos en otros lugares, con la demanda venezolana siendo “una sombra” de lo que fue y debilidad en las monedas que azota a otros países.

Sin embargo, Rabobank advierte que, aunque no anticipó una eliminación temprana de la prohibición de Rusia a los bloques comerciales, si ocurriera sería un “impulso de corto plazo”.

Del mismo modo, un aumento de la demanda china también sería bienvenida si la producción de leche china ha sido sobreestimada.

Theo Spierings, gerente de Fonterra, mencionó que “el pronóstico refleja un panorama incierto para el entorno económico mundial y la expectativa de la volatilidad continua de precios de los lácteos impulsados por eventos geopolíticos y el desequilibrio entre oferta y demanda”.

Peder Tuborgh, gerente de Arla Foods, dijo que la ya se está viendo más leche previo a la abolición de las cuotas. Pero él se mantuvo positivo respecto al largo plazo a nivel mundial para los productos lácteos.

"Los desafíos actuales deben ser vistos en la perspectiva de una visión más grande y prometedora a largo plazo para las empresas lácteas," dijo el Tuborgh.

“La clase media mundial está creciendo, más consumidores con capacidad de pagar los productos lácteos, y la creación una demanda estable por productos lácteos saludables, nutritivos y seguros”.

 

Fuente: The Dairy Site, traducida y adaptada por Equipo de INALE