Argentina es el único país, entre los principales, en el que cayó la producción de leche y no cayó el precio

La caída de los precios de los lácteos que ocurre como tendencia general, dada por la mayor producción de leche y menor demanda en los países productores, que no ocurre en Argentina donde los rendimientos han caído.

Las fuertes precipitaciones ocurridas en este país durante este año ocasionaron que la producción cayera un 2% a nivel de todo el territorio.

Mientras tanto, el precio de la leche al productor se encuentra un 47% por encima de los niveles de un año atrás. Según análisis de Rabobank, estos altos precios están asociados a una alta inflación (40%) y la depreciación de la tasa de interés.

Pero Rabobank prevé que la producción se recuperará con las extremadamente favorables relaciones entre el precio de la leche y los concentrados. Lo que ocurriría si las condiciones mejoran y los precios internos se mantienen fuertes.

 

Fuente: The Dairy Site, traducida y adaptada por Equipo de INALE