China necesita algo más que commodities

El comercio de Nueva Zelanda con China se ha duplicado cada cinco años desde la década de 1990, pero las tasas de crecimiento históricas no podrían continuar a menos que el mix de exportación a este país cuente con un mayor valor agregado y sea menos dependiente de los productos básicos agrícolas, dice el Instituto Neozelandés de Investigación Económica (NZIER).

El análisis señala que el mayor riesgo que enfrenta el crecimiento del comercio de Nueva Zelanda con el mega-mercado asiático es la “concentración” de las exportaciones en una pequeña cantidad de productos como la leche en polvo.

“Las importaciones de China desde el mundo se mantienen diversificadas, pero las importaciones desde Nueva Zelanda han incrementado la concentración en los últimos años”, menciona NZIER.

“Este es un desarrollo reciente, en el pasado las exportaciones eran diversificadas”.

El 80% del crecimiento reciente de las exportaciones de Nueva Zelanda estuvo determinado por los productos lácteos, cárnicos y forestales.

Las exportaciones de Nueva Zelanda a China aumentaron un 45% en valor el año pasado, mientras que las importaciones desde ese país crecieron un 7%.

 

Fuente: NZ Herald, traducida y adaptada por Equipo de INALE