La industria láctea de México busca crecer

La producción y el consumo de lácteos de México crecerán en 2015, con un mayor foco en la producción interna forzando a los exportadores de los Estados Unidos a cambiar el foco, según el informe anual sobre el sector realizado por el Servicio Agrícola Extranjero (FAS) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

El sector lácteo mexicano aumentará nuevamente, con un foco mayor en la producción en el año 2015, con una producción anual que alcanzaría 11,71 millones de toneladas, siendo levemente superior a la de 2014. El aumento se basa en las expectativas de precios relativamente bajos de los suplementos para la alimentación animal y forrajes, recuperación del rodeo, continua implementación de mejores prácticas de producción entre productores integrados verticalmente y mejoramiento genético de las vacas lecheras con mayores productividades. La disponibilidad de granos a precios atractivos, disponibilidad de agua para uso en los establecimientos confinados y la disponibilidad de pasturas les permitiría a los productores que consideren la expansión de la producción.

Actualmente la producción de leche en México ocurre en dos escenarios, según el informe. Las áreas del norte y central poseen principalmente tecnología moderna y productores integrados, mientras que en la región sur de México la producción de leche se basa en pasturas. Ambos continuaron beneficiándose de las reservas de agua y napas recuperadas en importantes áreas productoras.

La industria prevé un consumo soportado por productos con valor agregado para los consumidores de estratos medios y altos. Leche, quesos y la mayoría de los productos lácteos consumidos continuarán aumentando, pero las perspectivas del consumo de leche en polvo entera (y las importaciones) son a la baja.

La leche fresca pasteurizada es ocupa de cerca del 56% del total de leche fluida consumida, y el restante 44% es de UHT.

 

Fuente: MilkPoint, traducida y adaptada por Equipo de INALE