En la última década el agro uruguayo mostró un mayor dinamismo

Más allá de que se señala la aparición de algunos síntomas de enlentecimiento en el crecimiento del sector, el análisis muestra el gran cambio tecnológico que viene dándose a nivel del campo uruguayo.

Según se establece, en los últimos 30 años el valor bruto de producción de la agricultura extensiva creció a una tasa anual de 7,5% en términos de volumen físico, mientras que en la última década la tasa trepó a casi 14%.

Lo que también cambió, además de la productividad, es el tipo de productor que tiene hoy el campo uruguayo. Según el último Censo General Agropecuario (2011), el 62% de los productores son familiares y el restante 38% son no familiares.

Los datos son muy parecidos a los obtenidos en el censo anterior que fue en 2000, pero en términos absolutos diferentes.

Entre los dos censos hay una caída de 21% entre el número de productores que representan casi 11.000 productores comerciales menos. La reducción es de 22% a nivel de productores familiares y 19% a nivel de productores no familiares.

Los productores familiares explotan el 15% de la superficie agropecuaria del Uruguay y el 17% de la tierra en régimen de propiedad. La mayor cantidad de productores se registró en este segmento.

Otro dato interesante es que las casi las dos terceras partes del total de productores familiares son ganaderos que están dedicados a la producción de carne y al rubro ovino, 10% son lecheros y 10% hortifruticultores o vitícolas.

A nivel de lechería, los productores no familiares tienen dos tercios de los animales y producen el 70% de la leche; la mayor productividad de leche es asociada con una mayor área de mejoramientos destinada al ganado.

Por otro lado, entre los censos citados, la producción de leche en Uruguay subió 70%, pasando de 1.259 a 1.893 millones de litros. Los productores familiares aumentaron su productividad de leche en 66% y 45% para el caso de los no familiares.

Como la disminución en el número de productores fue mayor en los familiares, el incremento en la producción leche por establecimiento fue de 144% superiores en las explotaciones familiares.

Extraído de El País

Leer la noticia completa

Acceder a los Anuarios de OPYPA