Los tambos de Holanda están preparándose para el fin de las cuotas

La lechería es una producción muy importante en Holanda, con 17.800 tambos y 1,55 millones de vacas lecheras, obtiene una producción que supera los 12.000 millones de litros, que son procesados por 22 compañías en 55 plantas lácteas. Del total de la leche el 66% se destina a elaboración de quesos y un 65% de la producción de leche total del país se exporta, siendo la Unión Europea el principal mercado.

En el país hay aproximadamente 2.000 tambos con sistemas de ordeñe automático (robots). Las vacas están encerradas (en free stalls) desde noviembre a abril, en invierno, cuando el crecimiento de las pasturas es lento y está frío. Entre abril y octubre, las vacas pastorean y consumen una gran parte de la materia seca de las pasturas, y pueden volver al encierro en la noche.

Actualmente cerca del 30% de las vacas están siempre encerradas, sin acceso al pasto; principalmente en grandes establecimientos con alta producción de leche y mayores requerimientos de gestión. Culturalmente en el país está mejor vista la producción de leche a pasto, como más natural, por lo que incluso se paga mejor la leche de establecimientos cuyas vacas pastorean en verano.

Los tambos holandeses están preparándose para la abolición de las cuotas lácteas en la Unión Europea (abril 2015). La que resultaría en un lento y modesto crecimiento de la producción de leche. La perspectiva de bajos precios para el 2015 podría hacer que los productores no buscaran incrementar la producción aunque sus establecimientos lo permitieran. El principal factor limitante, sin embargo, es la estricta legislación ambiental que se basa principalmente en el fósforo y cada vez más en el nitrógeno; que está limitando a la mayoría de los tambos.

Recientemente una nueva ley establece que está permitido expandir los tambos, solamente si tienen espacio para producir más efluentes en sus planes medioambientales de los tambos, o cuando pueden procesar los efluentes extra. El fósforo extra se podría exportar, pero aun no hace que sea rentable el uso de biodigestores en muchos tambos para la producción extra de efluentes.

 

Fuente: Dairy Herd, traducida y adaptada por Equipo de INALE