China con nuevas medidas para seguridad de alimentos provenientes de Nueva Zelanda

Las autoridades chinas están adoptando medidas de seguridad adicionales para las formulas infantiles importadas de Nueva Zelanda, luego de que se divulgaran cartas anónimas con amenazas de contaminación de estos productos. Según la Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena de China, las empresas de leche en polvo neozelandesas tienen que estar habilitadas por el gobierno y poseer un examen que compruebe la seguridad del producto.

Según informa la policía de Nueva Zelanda y el Ministerio de Industrias Primarias del país, en noviembre pasado se enviaron cartas a Fonterra y Federated Farmers que amenazaban con contaminar los productos con fluoracetato se sodio, un herbicida conocido como 1080 que utilizan los productores en el país.

Según las cartas, se realiza la acción si el uso de este plaguicida no está prohibido para finales de marzo. El presidente ejecutivo de Fonterra, Theo Spierings, dijo que la amenaza es un "acto despreciable", y que los productos de la industria láctea son seguros. "Hacemos todo lo posible para garantizar la seguridad de nuestra cadena de suministro, que ya cuenta con un alto nivel de excelencia", mencionó.

Las medidas de las autoridades chinas pretenden impedir un escándalo como el de 2008, cuando seis niños murieron después de beber leche contaminada con melamina.

 

Fuente: MilkPoint, traducida y adaptada por Equipo de INALE