Rabobank alerta sobre intensa competencia y riesgo de excesos de oferta en los mercados de lácteos

En 2014, hubo una oleada de inversiones por parte de empresas lácteas de Asia, principalmente de China, en los sectores lácteos de Nueva Zelanda y Australia. Sin embargo, Rabobank advierte que el crecimiento de las necesidades de importación de las empresas chinas y asiáticas no debe considerarse como garantía.

En el informe “Magnetic milk- the lure of dairy investment down under”, Rabobank menciona que el foco para los inversores extranjeros en el sector lácteo de Nueva Zelanda ha estado en garantizar el acceso de la leche fluida y los ingredientes para las fórmulas infantiles.

La co-autora del informe, Hayley Moynihan, mencionó la búsqueda por garantizar el acceso a un volumen de leche seguro y de alta calidad está direccionando las inversiones internacionales en lácteos en la región de Australia y Nueva Zelanda. “Entre 2014 y 2020, esperamos que China y el Sudeste Asiático sean responsables de casi un tercio del aumento en las importaciones globales de lácteos”, mencionó Moynihan. “Para los sectores lácteos de Nueva Zelanda, el acceso preferencial a los mercados, la reputación por la calidad y la proximidad geográfica son los factores que están soportando los flujos de inversión en esta región y continuarán haciéndolo”.

Con un crecimiento de la demanda en Asia que supera la capacidad de la oferta local, y de esa forma, direccionará el comercio mundial en el mediano plazo, muchos exportadores de lácteos de Australia y de Nueva Zelanda están posicionándose en dirección a Asia, menciona Rabobank. “Muchas estrategias de las compañías están focalizadas en capitalizarse en la creciente oportunidad que presenta la demanda por lácteos en Asia. Para los procesadores de Oceanía, la búsqueda estratégica es la de construir conexiones de red de distribución extensa y conocimiento local para cubrir los principales mercados de exportación en crecimiento. Las alianzas estratégicas pueden ayudar a facilitar el acceso a los mercados y evitar la imposición de barreras comerciales regulatorias”.

Moynihan dice que las tasas de crecimiento en los últimos años han atraído importantes inversiones en Oceanía y en otras partes con empresas que reconocen la oportunidad. "Se espera que el crecimiento en el volumen importado se amplíe, pero con una tasa de crecimiento que se desacelera en el mediano plazo, ya que el mercado de la leche madura y los precios minoristas crean dificultades para los consumidores, que se enfrentan a tasas de crecimiento de los ingresos más bajas."

"Al mismo tiempo, hay una importante inversión en capacidad en muchas partes del mundo, generando una intensa competencia y el riesgo de la sobreoferta. Para complicar las cosas, se hicieron más estrictas las normas chinas, sobre todo en la categoría de los preparados para lactantes, y todavía está proporcionando desafíos”.
Para el futuro, dijo Moynihan que las empresas dentro y fuera de la región de Asia continuará profundizando las relaciones y aumentando la cooperación. La gestión de la cadena de abastecimiento y la integración vertical son las formas en que todas las partes ofrezcan cadenas de suministro integradas y seguras en una época de mayor demanda por seguridad de los alimentos, dijo Rabobank.

 

Fuente: MilkPoint, traducida y adaptada por Equipo de INALE