El crecimiento de la población mundial plantea un desafío para el sector lácteo

Maury Leylan, gerente de personas, cultura y estrategia de Fonterra Cooperative Group, mencionó que hoy se producen 760.000 millones de litros de leche por año y que según información de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO), la demanda mundial por leche aumentará a 900.000 millones de litros hacia 2023. “Tenemos un problema”, dijo, “si continuamos los negocios del modo que estamos habituados, nunca conseguiremos cubrir la creciente demanda”.

El principal motivo es la creciente población mundial que alcanzaría 9.600 millones para el 2015. “Son muchas bocas para alimentar”. El consumo de carne aumentaría un 73% y el de lácteos se duplicaría. “La única respuesta es expandir la oferta, especialmente en las economías emergentes y en desarrollo, donde sabemos que la demanda crecerá más rápidamente”.

Más de 4.400 millones de personas viven en Asia – más de dos tercios de la población mundial- y los gobiernos quieren garantizarse que una porción razonable de su demanda sea cubierta localmente.

“Tenemos el deber de compartir nuestra experiencia en lácteos y asistir en el desarrollo de industrias lácteas locales robustas en todo el mundo. La producción rural es un negocio y para ser sustentable necesita ser lucrativa. Al posibilitar a los productores locales a que produzcan más leche, haciendo esto de forma lucrativa y segura, estamos ayudando a los países a desarrollar industrias lácteas viables y sostenibles. Podemos ayudar a los países a cumplir con su creciente demanda interna, que es tan importante para la seguridad alimentaria y el acceso de los lácteos para la nutrición. Todos ganan - y esto es algo que estamos viendo de primera mano en los países en los cuales estamos trabajando en estrecha colaboración con la industria láctea local".

En Sri Lanka, Fonterra viene trabajando desde 2013 con un grupo de productores piloto a los que provee de soporte para la nutrición animal. Menos de dos años después, el 50% de los tambos pilotos consiguió aumentar entre un 40% y 60% la producción de alimentos para los animales y el volumen de leche. Ahora Fonterra trabaja en la transferencia sobre el conocimiento de los predios pilotos. El país cuenta con 4.000 productores de leche que típicamente ordeñan cuatro vacas.

En China, Fonterra posee dos polos de producción, con 24.000 vacas lecheras. “Hacia 2025, nuestro objetivo es el de producir 1.000 millones de litros de leche segura y de alta calidad por año de esos tambos para nuestros clientes chinos”.

 

Fuente: MilkPoint, traducida y adaptada por Equipo de INALE