Posible recuperación de la demanda de China debe considerarse con cautela

En los dos primeros meses de 2015, las importaciones chinas de leche en polvo han aumentado, siendo las más elevadas de los últimos siete meses. Entre enero y febrero de éste año el país importó en torno a las 150.000 toneladas, según los datos de Eucolait. Este volumen de importación, sin llegar a las fabulosas cifras de hace un año (cuando se importaron sobre 220.000 toneladas), ha superado las cifras de los últimos meses (en septiembre de 2014 se importaron menos de 10.000 toneladas).

A pesar de la mejora en los datos recientes, muchos operadores creen que no hay que ser en exceso optimista y pensar que se ha vuelto a los buenos tiempos en los que China no paraba de importar lácteos. Algunos son más proclives a pensar que dado que China tiene mucha capacidad de almacenamiento, los importadores chinos han aprovechado los bajos precios para llenar sus reservas. Por tanto, conocer los niveles de stock de China puede ser crucial para estimar la evolución de los precios.

 

Fuente: Agrodigital, adaptada por Equipo de INALE