FAO prevé crecimiento del 2% de la producción mundial de leche durante 2015

La producción mundial este año crecería a una tasa similar a la del año anterior (2%), llegando a 805 millones de toneladas. Asia sería responsable por la mayoría del aumento, además se prevé que la producción aumente en todas las regiones del mundo, según los datos del último informe de la Organización de las Naciones Unidas para Agricultura y Alimentación (FAO).

El comercio de productos lácteos debería aumentar un 2,7%, alcanzando un volumen de 74 millones de toneladas de leche equivalente, relacionado a una previsión favorable de producción de leche para la mayoría de los países exportadores. Asia permanecería siendo la principal fuente del aumento en la demanda internacional, a pesar de que se espere que el crecimiento sea más lento que el de los últimos años.

Se esperan mayores compras para China, Arabia Saudita, Malasia, Emiratos Árabes Unidos, Vietnam, Filipinas, Tailandia y Omán. Otros lugares de Asia, como Singapur, Japón y Corea seguirán siendo mercados importantes, pero el nivel de sus importaciones no cambiaría mucho y, en algunos casos, pueden caer. Los menores precios internacionales estimularían las importaciones del continente africano; los principales importadores que pueden crecer serían Argelia, Egipto y Nigeria. Mientras que las importaciones de Rusia caerían por segundo año consecutivo.

Por el lado de los principales exportadores, Nueva Zelanda y la Unión Europea registrarían un aumento en sus ventas, mientras que Estados Unidos podrá mantener los niveles similares a los del año anterior.

Los precios de los lácteos comenzaron 2015 en niveles bajos y, a pesar de cierta recuperación en febrero y marzo, cayeron nuevamente en abril.

El comienzo favorable de la zafra abril-marzo en la Unión Europea, combinada con la abolición de las cuotas de producción, aumentó las expectativas de abundancia en la oferta de exportación. Al mismo tiempo, la incertidumbre relacionada a los niveles de importación de China durante 2015 y las continuas prohibiciones comerciales impuestas por Rusia moderan la demanda y los precios.

 

Fuente: MilkPoint, traducida y adaptada por Equipo de INALE