Rabobank firme en señalar una recuperación de precios para el mediano plazo

El Presidente de Rabobank para Nueva Zelanda, Sr. Ben Russell, señaló que los fundamentos para el sector lácteo no han cambiado. Los bajos precios actuales son reflejo de la fase negativa del ciclo de los commodities y no se trata de un cambio estructural permanente en la dinámica de la oferta y la demanda.

El Analista Senior de Rabobank, Sr. Michael Harvey, señaló que la magnitud de la caída del mercado internacional fue más allá de las expectativas de la industria e inevitablemente generó una baja en los precios de la leche para el ejercicio 2015/2016. Luego de los precios records, el mercado de lácteos se encaminaba a una corrección hacia 2014 pero el descenso fue agravado por la retracción de las compras de China, el impedimento a la importación de lácteos de Rusia con origen en la UE y la abolición de cuotas lecheras de la UE.

Rabobank señala que si bien es improbable una mejora de precios para los próximos seis meses (cuando "el mercado se esfuerza por apagar los grifos de la oferta frente a una débil demanda"), en el mediano plazo se espera una mejora de los precios. El organismo estima que la leche en polvo entera necesita subir entre US$ 3.000 y US$4.000 a los efectos de balancear el mercado global.

Fonterra pronostica una caída de la producción en Nueva Zelanda de 2% para este ejercicio. Pero algunos analistas señalan que podría llegar a caer más, lo que contribuiría a un escenario de mejores precios.

Fuente: NZ Herald, adaptada y traducida por Equipo de INALE