Los precios mundiales de los alimentos siguen a la baja

Los precios de los principales productos alimenticios cayeron en agosto, experimentando la mayor caída mensual desde diciembre de 2008. El descenso afectó a todos los productos registrados en el índice, excepto la carne que permaneció relativamente estable.

Según el indicador, en agosto los precios de los alimentos bajaron -5,2% en relación a julio y -21,5% respecto a agosto de 2014.

Fuente: FAO

En cuanto a los precios de los productos lácteos, el indicador específico se redujo -9,1% en relación a julio y -32,5% respecto a agosto de 2014.. Todos los precios de los productos lácteos fueron a la baja: los precios de la leche en polvo fueron los más afectados, aunque también cayeron de forma importante los precios del queso y de la mantequilla.

La nueva caída de los precios internacionales de los lácteos sigue obedeciendo a factores de demanda y de oferta. Por el lado de la demanda, se destaca la débilidad de las importaciones de China, Cercano Oriente y África del Norte. Por el lado de la oferta, las disponibilidades exportables siguen siendo en general abundantes; como la estacionalidad en la producción de leche se traslada del norte al sur, la atención sobre la situación de la producción está dirigiéndose hacia lo que pase en Oceanía.

El Índice de Precios de Alimentos de FAO es un índice que recoge los precios de los cinco principales grupos de alimentos básicos en los mercados internacionales (cereales, carne, productos lácteos, aceites vegetales y azúcar) ponderado por los intercambios comerciales.

Fuente: FAO