Los fundamentos que impulsan los precios a la baja aún están presentes

Desde mediados de 2014 el mercado internacional de lácteos ha sufrido fuertes bajas. Dos fenómenos se conjugaron: la disminución de la demanda de importantes compradores (China y Rusia en particular) y el aumento de la producción en los países exportadores. En consecuencia, hubo un impacto directo a la baja sobre el precio de la leche al productor en los principales países exportadores.

Entretanto el dólar ha venido valorizándose frente a la mayoría de las monedas durante 2015. Debido a esto, las bajas de los precios en el mercado internacional fueron atenuadas: los precios internos en los países cayeron menos que los precios en dólares. Esto ayuda a explicar en parte la falta de respuesta de la oferta mundial: la producción de leche continúa creciendo en diversos países. Otro factor importante fue el fin de las cuotas en la Unión Europea, que tuvo como efecto un incremento de la producción a un ritmo considerable en algunos países claves de Europa.

Los precios de las últimas tres licitaciones de la plataforma Global Dairy Trade (GDT) fueron al alza, cuando los fundamentos que impulsaron los precios a la baja aún se encuentran presentes: crecimiento de la producción, stocks altos en EE.UU y UE, China no ha vuelto a comprar de forma significativa, continúa el embargo de Rusia y los precios del petróleo siguen bajos.

Según analistas de Milkpoint, la limitación intencional de la oferta en las recientes licitaciones de la plataforma GDT pueden haber forzado los precios al alza en primera instancia y generado un movimiento de compradores para garantir sus posiciones a precios bajos, aumentando la demanda y los precios. 

Según los mismos analistas, no se trata de un cambio estructural que pueda indicar que la curva de precios internacionales comenzó su recuperación sustentable, pero tampoco puede ignorarse el fuerte movimiento al alza reciente. En el mismo sentido, un vocero del Agriculture and Horticulture Development Board (AHDB) señaló que la oferta mundial no se ha reducido y que está muy fuerte en los principales países exportadores; solo un rebalance entre oferta y demanda mundial es la clave para que se logre la recuperación del mercado. 

 

Fuente: MilkpointThe Dairy Site