Nueva Zelandia intenta mantener el nivel de producción del ejercicio anterior

Los productores de Nueva Zelanda están luchando para mantener la producción después de un año pasado record, de acuerdo con un reporte de Rabobank. "Los impactos de los sacrificios de vacas, la baja de la producción y los secados de vacas anticipadas, resultará en un esfuerzo de producción para mantenerse al frente del año anterior durante el resto del ejercicio", dijeron los economistas de la institución.

Las importantes lluvias que cayeron en navidad y año nuevo, permitieron a los productores de leche de la isla norte evitar una seca que se preveía mucho más severa. La isla norte produjo u poco más del 60% de los sólidos de la leche de Nueva Zelanda en la estación pasada, a pesar de de los problemas con la seca del año pasado. A nivel Nacional, la producción de leche creció a 16,5 billones de litros, los cuales representaron 1,44 billones de Kg de sólidos lácteos, 3,3% más que los 1,39 billones de Kg procesados en la estación anterior.

El mayor aumento en el volumen de las exportaciones de lácteos en diciembre fue la leche en polvo entera (LPE), como consecuencia de la desviación de leche de otras líneas de producción, lo cual generó que se exportaran más de 100.000 toneladas del producto, de las cuales 50.000 se destinaron a China.

Rabobank dijo que las mejoras en los precios de los commodities en términos de un dólar neozelandés fortalecido los precios locales entre un 4 y un 9 % en la zafra, con excepción de los precios de los quesos que permanecieron estables. En dólares neozelandeses, los precios de la manteca y de los productos en polvo están ahora en más de un 20% por encima de los valores promedios al inicio del 2010, y el pago de Fonterra proyectado para este ejercicio es de, por lo menos, 0,4763 US$/Kg de sólidos lácteos.

Expertos neozelandeses, han declarado que "Considerando los desafíos del comienzo del ejercicio, la actual previsión de aumentar la producción entre un 1 y un 2 % en relación al ejercicio anterior, es una buena noticia para el mercado".

Fuente: Milknet en base a The National Business Review, traducido y adaptado por el equipo del INALE