Rabobank: producción desacelera con débil demanda mundial de lácteos

El conjunto de los países exportadores muestra una desaceleración de la producción. Sin embargo los signos por el lado de la demanda son más débiles. Se espera una mejora de precios pero todavía persisten factores de riesgo.

En la Unión Europea la producción viene desacelerándose debido a los bajos precios al productor. Por su parte las exportaciones se han acelerado por la mayor debilidad del euro debido al Brexit. Los stocks vienen creciendo alcanzando su mayor nivel desde 2009.

En EE.UU los inventarios actuales están en niveles “manejables” debido al fuerte crecimiento de la demanda de manteca y queso. El crecimiento de la oferta viene estando apoyado por la consolidación de tambos grandes. EE.UU estaría bien balanceado en los próximos 12 meses.

En Nueva Zelanda la producción del ejercicio 2015/2016 ha disminuido, pero solamente 1,6%.

En Australia sigue cayendo la producción, afectando los saldos exportables

Los mayores costos de producción y las inundaciones afectaron a la baja la producción en Argentina. Por su parte el consumo está cayendo pero menos que la producción.

En China las importaciones del primer semestre han sido más fuertes que lo esperado. Los stocks se han incrementado en relación a los niveles de inicio del año, como resultado de un consumo relativamente estable y del fuerte crecimiento de las importaciones. Las importaciones crecerían más lentamente en el segundo semestre.

A pesar de las mayores compras externas de China, la demanda continúa débil.

Rabobank confirma su pronóstico de mejora de precios internacionales para el primer semestre de 2017 pero hay factores de riesgo como los altos niveles de stock y la actual demora en la recuperación de la demanda por bajos precios del petróleo, persistencia de problemas geopolíticos y magro crecimiento de la economía mundial.

Fuente: Rabobank